RSS

Caso excesivo de un desahucio

20 Ene

Paola y Marcelo son una pareja joven que vive con sus dos hijas en Alfafar, un pequeño pueblo de la provincia de Valencia. Si nadie lo evita, en unas semanas estarán en la calle y los servicios sociales podrían separarlos de sus hijas.

Hace unos años Paola y Marcelo decidieron formar una familia y se compraron un piso en Alfafar. El Deutsche Bank les concedió una hipoteca con avales cruzados: Paola avalaba a su hermana y ésta avalaba a Paola. Cuando la hermana de Paola se quedó sin empleo y no pudo hacer frente a los pagos de la hipoteca, fue desahuciada. Poco tiempo después, Paola y Marcelo también perdieron su empleo. El banco les embargó su vivienda y se la adjudicó a sí mismo a precio de ganga (el 60 % del valor de tasación). Pero al Deutsche Bank no le basta con haberse quedado con el piso haciendo un negocio redondo: ahora le reclama a Paola una deuda de 70.000 euros por su piso y 40.000 más por el piso de su hermana.

Es decir, el banco gana 2 viviendas cuando había prestado el dinero para una de ellas, y no sólo eso, sigue cobrando dinero como si no se hubiera saldado la deuda. Imagínate que vas a comprar un coche y al poco tiempo te quedas sin dinero y el concesionario se queda el coche, tu otro coche viejo, y además le sigues debiendo el dinero del coche y no sólo eso, has de pagarle también por tu otro coche viejo que se ha quedado él… Para el banco es un negocio redondo. Le sale a cuenta que la gente no pueda pagar su hipoteca porque ganará muchísimo más dinero que si le pagaran puntualmente.

La gran mentira de esta crisis es que los bancos no han sabido prever que la gente no podría pagar los créditos, lo sabían muy bien, y de hecho contaban con ello para enriquecerse vilmente más que nunca. Estaban esperándolo con avaricia.

Paola, su marido y sus hijos no tienen donde irse a vivir. Si no tienen una casa, los servicios sociales le quitarán la custodia de sus hijas de 3 y 7 años. Y además deberán seguir pagando la deuda de 110.000 euros al Deutsche Bank. Una deuda que les condena a la pobreza de por vida. Tenemos poco tiempo para evitar que destrocen esta familia. Necesitamos que miles de personas le pidan al Deutsche Bank que evite esta injusticia.

La situación de la familia de Paola no es única. Miles de personas en España están sufriendo estos abusos de la banca, que se aprovecha de la desesperada situación de muchas personas humildes para hacer un triple negocio de oro: desahuciar a los propietarios, quedarse con la vivienda a precio de ganga, volver a venderla a precio de mercado y seguir cobrándole a la familia desahuciada una deuda que les condena de por vida a la pobreza y la marginación.

Paola y Marcelo son personas honradas que han tenido la desgracia de quedarse sin empleo. Mientras, el Deutsche Bank anuncia beneficios de más de 4.000 millones de euros en 2011. Por eso sus vecinos se han movilizado para detener esta injusticia. Ayúdales a evitar que Paola y Marcelo pierdan a sus hijas.

Pídele al Deutsche Bank que encuentre una solución, saldando la deuda de Paola y Marcelo con la entrega de la vivienda y alquilándoles la misma a un precio asequible >>

Anuncios
 
Deja un comentario

Publicado por en 20/01/2012 en Uncategorized

 

¡Coméntalo!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: